jueves, 24 de enero de 2013

Roscón de Reyes

Son infinitas y muy semejantes las versiones que circulan por la red de este bollo pero, sin subestimar ninguna de ellas, yo me decanto por la que aquí se precisa. ¡Es fabulosa!. Reproduce a la perfección el sabor, la textura y jugosidad del roscón original; aunque es preferible consumirlo en el mismo día porque, al no llevar aditivos, se endurece y pierde jugosidad.
El consumo del Roscón de Reyes es una costumbre que viene de muy antiguo pero, aunque su origen es muy confuso, no tiene nada que ver ni con los Reyes Magos ni con la Navidad. En realidad, ni siquiera compartimos el mismo significado al encontrar el haba porque lo que antiguamente te convertía en rey, ahora te devuelve a la categoría de villano obligado a abonar el importe de este bollo.
En realidad poco importa si su origen viene de Luis XVI o de la Antigua Roma, lo que está claro es que su popularidad le está abriendo fronteras, haciéndolo famoso también en otros países.



INGREDIENTES: 
 Para el fermento:
  • 90 gr de harina de fuerza
  • 50 ml de leche
  • 5 gr de levadura prensada o medio sobre de levadura de panadería
Para la infusión:
  • la piel de 2 naranjas
  • la piel de un limón
  • 1 palo de canela
  • 80 gr de leche entera
Para el resto de la masa:
  • 80 gr de azúcar
  • 60 gr de mantequilla
  • 2 huevos
  • 15 gr de levadura fresca de panadeo o 1 sobre y medio de levadura de panadería
  • 30 gr de aroma de azahar
  • 340 gr de harina de fuerza
  • 1 pizca de sal
Para decorar:
  • huevo batido
  • azúcar humedecida con agua
  • almendras (enteras o fileteadas)
  • frutas escarchadas
PREPARACIÓN SIN THERMOMIX:

Para hacer el prefermento:
1. Mezclar la harina con la levadura desmenuzada con los dedos y la leche.  Dar forma de bola.
2. Poner la masa en un bol tapado con film transparente. En este punto podemos:
  • dejar reposar al menos 3 horas a temperatura ambiente antes de continuar la receta 
  • o dejarlo en la nevera si la receta la vamos a continuar al día siguiente.
 Para hacer la infusión:

3. Para infusionar la leche, la incorporamos a un cazo junto con la piel de una naranja, la de medio limón y el palo de canela y cocinar a fuego lento durante 5 minutos. Colar y reservar.

Para hacer la masa:

4. Mezclar el azúcar (en su versión glas) con la ralladura de la piel de la otra naranja y del otro medio limón. Reservar.

5. Combinar el azúcar con el prefermento, el resto de ingredientes para la masa y la leche aromatizada hasta obtener una masa homogénea (vosotros veréis qué cantidad de líquido necesita, pero es preferible incorporarlo todo aunque quede más pegajosa, por eso luego estará más esponjoso).
6. Amasar de 3 ó 5 minutos. En este punto podemos:
  • retirar la masa a un bol tapado con film transparente y meterla en la nevera para continuar la receta al día siguiente (amasándola un poco y   dejándola levar por lo menos durante 2 horas)
  • o si continuamos la receta, dejar levar en el vaso hasta que la masa se salga por el bocal, al menos 1 hora.
    7. Enharinar la encimera y amasar un poco para sacar el aire. Formar una bola y dejar reposar 15 minutos. Después dar forma de roscón introduciendo los dedos en el centro de la bola e ir agrandándolo con ayuda del propio peso de la masa.

    8. Pincelar con huevo batido y dejar reposar una menos 2 horas hasta que aumente su volumen. Después volver a pincelar con huevo y decorar a tu gusto (con azúcar humedecida con agua, almendras, frutas escarchadas,...).

    9. Precalentar el horno a 200º, colocar el roscón sobre papel de hornear e introducir en el horno entre 15 ó 20 minutos, con calor arriba y abajo en una posición más baja de la mitad.

    PREPARACIÓN CON THERMOMIX:

    Para hacer el prefermento: 
    1. Echar todos los ingredientes en el vaso y mezclar durante 1 minuto a velocidad espiga.
    2. Poner la masa en un bol tapado con film transparente. En este punto podemos:
    • dejar reposar al menos 3 horas a temperatura ambiente antes de continuar la receta 
    • o dejarlo en la nevera si la receta la vamos a continuar al día siguiente.
     Para hacer la infusión:

    3. Para infusionar la leche, la incorporamos al vaso junto a la piel de una naranja, la de medio limón y el palo de canela. Programar 5 minutos a 90º, giro a la izquierda y velocidad cuchara. Colar y reservar.

    Para hacer la masa:

    4. Con el vaso limpio y seco, pulverizar el azúcar durante 30 segundos a velocidad progresiva de 5 a 10. Añadir la ralladura de la piel de la otra naranja y del otro medio limón y triturar durante 15 segundos a velocidad 10. Reservar.

    5. Poner en el vaso el azúcar y la leche aromatizada junto con el resto de ingredientes de la masa y el prefermento. Programar 30 segundos a velocidad 6. La masa queda pegajosa por contener más líquido, por eso luego quedará más esponjosa.
    6. Amasar 3 minutos, con el vaso cerrado y velocidad espiga. En este punto podemos:
    • retirar la masa a un bol tapado con film transparente y meterla en la nevera para continuar la receta al día siguiente (amasándola un poco y   dejándola levar por lo menos durante 2 horas)
    • o si continuamos la receta, dejar levar en el vaso hasta que la masa se salga por el bocal, al menos 1 hora.
      7. Sacar la masa del vaso, enharinar la encimera y amasar un poco para sacar el aire. Formar una bola y dejar reposar 15 minutos. Después dar forma de roscón introduciendo los dedos en el centro de la bola e ir agrandándolo con ayuda del propio peso de la masa.

      8. Pincelar con huevo batido y dejar reposar una menos 2 horas hasta que aumente su volumen. Después volver a pincelar con huevo y decorar a tu gusto (con azúcar humedecida con agua, almendras, frutas escarchadas,...).

      9. Precalentar el horno a 200º, colocar el roscón sobre papel de hornear e introducir en el horno entre 15 ó 20 minutos, con calor arriba y abajo en una posición más baja de la mitad.

      NOTA:
      • Es posible que nos resulte más fácil manipular esta masa si nos aplicamos un poco de aceite en las manos.
      • En los distintos levados (son tres: el del prefermento, el de la masa completa y el que ya tiene forma de roscón) apenas se hincha la masa, pero luego esponja bastante cuando se hornea.
      • Podemos congelar el roscón de dos formas: ya horneado o en masa cuando está en el paso 6 (en forma de bola envuelta en film transparente. Después sólo hay que descongelar, dar forma y dejar reposar su tercer levado dentro del horno. Sería ideal dejarlo reposar durante la noche y por la mañana decorarlo, hornear y desayunar).
      • También se le puede añadir 2 ó 3 cucharaditas del licor que más os guste a la masa.
      Fuente:Rosa

      No hay comentarios:

      Publicar un comentario en la entrada

      Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...